Fresnillo, Zac.- En un ambiente de alegría, entusiasmo y al grito de ¡Sí se pudo! los familiares de Don Ángel González Rodríguez lo recibieron luego de que se recuperara del Covid-19 en el Hospital de la Mujer Fresnillense, el cual fue reconvertido a INSABI 13 para atender a pacientes con esta enfermedad.
Este hospital inició funciones en abril y solo se atendía a personal militar, sin embargo, por el aumento en los casos positivos en el estado, en el municipio y a la necesidad de espacios hospitalarios, se abrió para recibir a la sociedad en general; cuenta con 20 camas para atención intermedia.
Hasta el momento se han atendido a 55 pacientes (entre militares y civiles), de los cuales todos han salido recuperados satisfactoriamente. Actualmente hay 8 pacientes hospitalizados y los cuales avanzan positivamente.
Para el personal médico militar del hospital es importante que los pacientes terminen su estancia con un buen sabor de boca, por ello, en cada alta preparan una valla de personas para recibir a los enfermos recuperados.
En esta ocasión, Don Ángel González Rodríguez de 91 años y originario de Guadalupe, Zacatecas desfiló entre aplausos y ovaciones por parte de su familia y del personal del hospital, ya que, ante las adversidades de sus padecimientos de base y su edad, se recuperó satisfactoriamente del Covid-19 tras pasar 23 días hospitalizado.
Don Ángel González dejó el hospital en silla de ruedas, agradeciendo a los médicos y enfermeras que lo atendieron. Con gusto se reencontró en su familia y con gran energía se preparó para regresar a su domicilio en Guadalupe, Zacatecas donde continuará cuidándose.
Angélica González, hija de Don Ángel, expresó que tener a un familiar enfermo de Covid es algo muy difícil y triste, “vivirlo de cerca es diferente, es muy triste”. Señaló que fueron días de angustia, de unión y sobre todo de fe en Dios y en los médicos que esta

ban a su cuidado pues gracias a ellos pudieron volver a ver a su padre.
Aprovechó para agradecer y reconocer a los médicos por la atención otorgada a su padre y al resto de los pacientes que atienden con esta enfermedad que ha cambiado la forma de vida en todo el mundo. Agregó que, anteriormente, ella no creía en la enfermedad, por ello invitó a la población a cuidarse y no esperarse a vivirla de cerca para empezar a tomar en cuenta las medidas sanitarias.
Yolanda Cancino Hernández, Mayor médico-cirujana, precisó que en el hospital INSABI 13 proporcionan atención médica a los pacientes positivos de Covid-19 y les admistran el tratamiento correspondiente para que su recuperación sea exitosa. Actualmente, no se han registrado decesos por este padecimiento en este hospital.
Detalló que para el personal médico, tratar con pacientes de este tipo es una gran enseñanza, pues se trata de un virus nuevo, agresivo por lo que aún continúan trabajando en prueba y error. Pormenorizó que los pacientes les han enseñado su gran fortaleza y son ellos quienes los llenan de energía para seguir trabajando largas jornadas dentro del hospital.