Una falla en el sistema eléctrico de su auto, impidió al piloto argentino, Javier “Che” Fernández, concluir la novena fecha de la NASCAR FedEx Challenge, que se realizó, sin público en las gradas, en el Óvalo Aguascalientes México.

El volante del auto marcado con el número 96 CooperTires-SherwinWilliams-Bohn-FB-Pasteur-LaMansión-Moncar-Friaco-SidralAga-MakeAwish-Huixquilucan-GrupoPosadas también padeció un neumático reventado en el transcurso de la prueba.

“Llegamos muy motivados después del tercer lugar en San Luis Potosí, pero la puesta a punto la tuvimos que cambiar para la carrera, por lo cual, salimos con un coche que no conocía, además tuvimos un problema con los radios”, explicó el experimentado piloto.

“Aunado a ello se nos reventó a mitad de la carrera la llanta trasera derecha en un recargón entre la curva tres y cuatro, así como la falla del sistema eléctrico que nos quitó potencia en el auto y no nos permitió acabar la prueba por falta de batería, fue una fecha con muchos problemas”, expresó el sudamericano.

En ese sentido, reiteró que fue una fecha poco agradable y de mucho aprendizaje, aunque destacó el continuar dentro de los 10 primeros lugares en el campeonato de pilotos de la categoría.

“Fue un fin de semana malo, sólo tuvimos una práctica, no pudimos moverle de un setting a otro, fue entrenamiento y luego carrera, tuvimos ese problema de puesta a punto”, subrayó el también propietario de Car Motion Motorsports.

“Ya estamos trabajando para la siguiente carrera que sigue en Querétaro, una pista que conocemos, donde hemos tenido buenos resultados y setting, debemos ir con todo para sacarnos la espina’, apuntó “Che” Fernández.

Finalmente, agradeció el apoyo de sus patrocinadores y mencionó que de los errores a veces se aprende más que de las victorias.

“Tenemos que mantenernos en el Top Ten del campeonato, darle para adelante y mejorar, y para ello se debe aprender”, apuntó el argentino.

La siguiente fecha de NASCAR FedEx Challenge será doble y se llevará a cabo el próximo 27 y 28 de noviembre en el Autódromo Ecocentro de Querétaro.