Como se implementaron desde el inicio de la contingencia derivada por el COVID-19 por instrucción del alcalde capitalino Ulises Mejía Haro, los filtros sanitarios instalados en las áreas comerciales y espacios públicos más transitados de Zacatecas, continúan en función para aminorar el número de casos positivos en el municipio.

Desde hace casi tres meses, los elementos de Protección Civil, la Policía de Proximidad Social, la Unidad de Salud del Municipio y el área de Plazas y Mercados han dedicado los siete días de la semana a la instalación y operación de los filtros sanitarios como los instalados en el Mercado de Abastos para promover, prevenir y alertar a la ciudadanía de que la pandemia no ha terminado.

Los filtros que suman ya 71 en toda la capital, algunos fijos y otros itinerantes, consisten en toma de temperatura corporal, aplicación de gel alcoholado, puestos de lavado de manos y supervisión -o en su defecto- obsequio de cubrebocas a los usuarios que compran y venden diferentes mercancías de primera necesidad en este espacio comercial.

Cabe destacar que la comunicación con los comerciantes ha sido amplia para poder reactivar lo mayor posible la economía a este nivel; por ello, el Ayuntamiento coordinadamente con los locatarios y demás comerciantes de este Mercado de Abastos, ha abierto el diálogo para que el llamado a atender meticulosamente las medidas sanitarias expuestas por las autoridades en este rubro, no sólo provengan de la autoridad municipal, sino que además, los propios comerciantes hagan constantemente este llamado y que el mensaje de prevención y promoción de la salud sea coordinado, transversal y unificado.