Con el objetivo de construir un acuerdo unitario que garantice el derecho al agua potable, el alcalde de Zacatecas, Ulises Mejía Haro, convocó a sesión extraordinaria a los alcaldes de Guadalupe, Morelos y Vetagrande que respaldaron el voto del edil capitalino en contra del aumento desproporcionado de tarifas de agua potable, así como a los demás integrantes del Consejo Directivo de la JIAPAZ para solicitar una reconsideración en las tarifas y volúmenes preferenciales de agua potable a efecto de que las familias de bajos recursos no se vean afectadas en su economía de por si ya precaria.

Pero también para encontrar soluciones reales al problema de desabasto de agua. Donde se analice un proyecto a largo plazo, multianual y de trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno y la ciudadanía para solucionar los problemas operativos del organismo por los incrementos de los costos de extracción y distribución, como sería la gestión conjunta para la sustitucion de redes obsoletas que por fugas representan pérdidas de este vital líquido superiores al 50% lo que causa desabasto e incremento de los costos, un programa preventivo de fugas en los hogares, el tratamiento de aguas residuales y su reuso en parques y jardines, industria y agricultura, colocación de medidores a todos los usuarios, el combate de tomas clandestinas, entre otras acciones.

Ulises Mejía Haro invitó a los alcaldes Julio César Chávez Padilla, Eduardo Duque Torres y Manuel de Jesús González Acosta, a hacer extensiva la convocatoria a sus respectivos cabildos para que sean partícipes de este análisis y discusión, de un acuerdo unitario que beneficie a las familias de los cuatro municipios que integran la JIAPAZ y a la viabilidad operativa del organismo. La la sesión extraordinaria se convocó para este sábado 15 de febrero.

Asimismo, hizo un llamado a los diferentes actores que se han involucrado en el tema a que sean testigos del desarrollo de la reunión y así se evite la politización y malinformacion de un asunto tan importante que debe resolverse con institucionalidad, respeto y argumentación para encontrar soluciones de fondo en beneficio de la ciudadanía.