Zacatecas, Zac.- Un libro que muestra un México especial, relacionado con ese entorno de crisis de los 80 es “Memoria fílmica mexicana 1984-1985”, obra colectiva que aborda, a partir de fichas técnicas, acompañadas de una crítica, las películas de los 80, cuestionables a partir de sus tratamientos pero no así en su nivel de análisis antropológico.

Bajo la coordinación general de Leonardo García Tsao y en la parte editorial Eduardo de la Vega, uno de sus colaboradores, Hugo Lara Chávez, escritor, periodista e investigador, presentó esta obra editorial en la Feria Nacional del Libro de Zacatecas, con el acompañamiento de la directora de la Cineteca de Zacatecas, Gabriela Marcial Reyes.

Marcial Reyes, de entrada, celebró la cabida que la Feria del Libro le dio a la producción editorial dedicada al séptimo arte, con el propósito de dar a conocer a los amantes del cine la importancia de reunir la memoria fílmica en su producción editorial.

El que esta tarde presentó Hugo Lara Chávez es un libro colectivo con la participación de especialistas en el tema con interesantes aportaciones de investigación respecto a un periodo que ha sido muy criticado y que aborda el cine en México en los 80.

Este es la continuación del trabajo documental del cine sonoro que desarrolló Emilio García Riera y que habla de las películas de los años 80 en México, que es considerada como una época negra .

Dijo que en aquel tiempo se producían 80 largometrajes anuales, pero la calidad decreció terriblemente por películas marcadas por sexicomedias, de ficheras, temas fronterizos y migrantes.

Sin embargo no era que los temas no fueran importantes, sino que su tratamiento era precario, había también personajes como la India María, Lola la trailera y eran muy pocas las películas de directores independientes, preocupados por hacer un cine creativo.

Recordó que los 80 fue una década terrible para el país, había crisis política y económica y eso tuvo efecto en todos los sectores del país  y el cine no fue la excepción.

Esta época muestra un México especial, relacionado con ese entorno de crisis. Son películas muy cuestionables a partir del tratamiento de la visión de género, es un cine que trata de las aventuras sexuales de verduleros, plomeros, mecánicos, y hay este enfoque de ver a las mujeres como objetos sexuales.

Sin embargo, esas películas interesan a nivel de análisis o antropológico –dijo Hugo Lara- pues vale la pena ver y lo que nos quiere decir lo que fue el país en ese momento y la sociedad, tal vez por ese valor como documentos sí.

Dentro de este contexto hizo referencia a películas como Deveras me atrapaste, del director Gerardo Pardo Neira, cine independiente, sumergida en el caos urbano de la Ciudad de México que se realiza a partir del entorno de los rockeros.

Se refirió también a aquellas muy significativas como Frida, naturaleza viva, del director Paul Leduc y “las rarezas” de la época como Veneno para las hadas, considerada como una perla al igual que otros filmes de Carlos Enrique Taboada.

La tarde de cine se completó con la conferencia magistral de Aurelio de los Reyes, guionista, investigador, escritor y especialista en la historia del cine de México, quien habló sobre María Callas, su paso por México y sobre la coloratura dramática más sensacional que jamás se haya escuchado al ser poseedora de tres tesituras, por lo que llegó a ser considerada absoluta.

Cabe señalar que las presentaciones editoriales de esta tarde, dentro de la Feria del Nacional del Libro, iniciaron con la de Adolfo Chávez Murillo, “Apuntes históricos de las haciendas del municipio de Zacatecas”, que tuvo los comentarios de José Enciso Contreras y Juan Manuel Rodríguez Valadez, con la moderación de Manuel González Ramírez, Cronista del Estado de Zacatecas.