Un contacto sufrido en las primeras vueltas de la carrera en su auto, frustró al piloto capitalino, Irwin Vences, de ubicarse en mejor posición durante la undécima fecha de la NASCAR PEAK México Series 2018, disputada en el Trióvalo de Cajititlán.

El volante del auto marcado con el número 46 Interjet-GalemEnergy-Minfra-EstrellaRoja-Gooru-Citelum-VIA consideró que la tarde de este domingo fue amarga, pero confió en dar vuelta a la situación y buscar la victoria en la última parada de los Stock Cars en la Ciudad de México para continuar con aspiraciones al título del campeonato.

“Lamentablemente hoy fue una tarde para olvidar, así son las carreras, tuve un golpe al principio que me mando para atrás, después fui pasajero de otro contacto cuando yo iba pasando me centraron el coche y quedó partido a la mitad”, explicó Vences.

“Traté de terminar por el compromiso que representa todo el trabajo del equipo para mí, por respeto a ellos, a mis patrocinadores, a la afición, uno tiene que pasar la bandera a cuadros, esa era mi objetivo”, indicó el capitalino.

El integrante de la escudería M Racing reiteró que irá por el triunfo al Autódromo Hermanos Rodríguez, el próximo 2 de diciembre, para despedir lo mejor posible el fructífero año que ha tenido.

“No podemos dejar que merme el gran año que hemos tenido como equipo”, expresó Irwin, quien culminó la undécima fecha en la pista jalisciense, de 1.35 kilómetros de longitud, en el sitio 17.

Finalmente, aceptó que será complicado hacerse de la corona del serial, tras el complicado fin de semana que tuvo en Guadalajara, pero subrayó que mientras existan posibilidades, así sean mínimas, no cesará en su intento.

“Matemáticamente se puede, es muy complicado, peleamos contra un gran equipo, si son campeones es porque hicieron las cosas mejor y habrá que felicitarlos”, expresó el experimentado piloto.