SE INSTALARÍAN EL 1 DE JULIO CASILLAS DE VOTACIÓN EN HOSPITALES PÚBLICOS DEL PAÍS PARA GARANTIZAR VOTO DE CIUDADANOS ENFERMOS, SUS FAMILIARES Y PERSONAL MÉDICO

A propuesta de la Junta General Ejecutiva, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) conocerá y, en su caso, aprobará en la sesión extraordinaria de este viernes, el acuerdo por el cual el domingo 1 de julio próximo se instalarán casillas especiales móviles en hospitales públicos de las 32 entidades del país, a fin de facilitar y garantizar la emisión del voto de ciudadanos enfermos, sus familiares, así como del personal médico.

 

La propuesta de la Junta General Ejecutiva destaca que no serían necesarios recursos extraordinarios para la instalación de las casillas especiales y, por el contrario, permitiría maximizar el ejercicio del derecho al voto a un sector de la población que no está en condiciones de acceder ordinariamente a su casilla correspondiente.

 

En el Informe sobre la viabilidad de casillas especiales en hospitales para el voto de las personas hospitalizadas, familiares o personas a su cuidado y personal de guardia del hospital, durante la Jornada Electoral del 1 de julio de 2018. Prueba piloto presentado, este jueves, en la sesión de la Junta General Ejecutiva, se estima que “la cantidad máxima de votos que resultaría de este ejercicio sería de 16 mil 800”.

Esta cifra, se indica, deriva de la información que proporcionan los hospitales de mayor importancia del Sector Salud en la Ciudad de México, en los cuales el promedio de camas es de 203 y el estimado de personas hospitalizadas (censadas) que desearía ejercer su voto (60%) asciende a 122, mientras que en el caso del personal de guardia (médicos, residentes, administrativo) durante los domingos, es de 200.

Con base en la información promedio resultante y a partir del supuesto de que por cada cama habría un familiar mayor de edad en condiciones de sufragar, el número potencial de votantes ascendería a 525. Ese número multiplicado por 32 casillas especiales a nivel nacional (1 por entidad federativa), permite estimar que la cantidad máxima de votos que resultaría de este ejercicio sería de 16 mil 800, lo que representaría el 0.029% de 56.3 millones de votantes estimados para la elección de 1 de julio, sobre la base de una participación nacional del 63%.

Este promedio de votación en hospitales, se concluye en el estudio, no impactaría significativamente en el número de sufragios que resultarían a nivel nacional, pero se garantizaría la participación a un sector de la sociedad que nunca ha contado con la posibilidad de votar, desde ese tipo de instalaciones médicas.

Ejercicio soporte para comicios de 2020-2021

 

El acuerdo que se someterá a la consideración de las consejeras y consejeros electorales, establece que, con base en las experiencias internacionales, resulta viable iniciar con este tipo de acciones a favor de la población de difícil o imposible acceso a las casillas electorales el próximo 1 de julio.

 

Lo anterior, se precisa, con la finalidad de implementar una prueba piloto que permita adecuar la operación de las casillas especiales, a fin de que a corto y mediano plazo se brinde la oportunidad a cientos o miles de ciudadanos que el día de la Jornada Electoral, por causas de salud, trabajo o acompañamiento, no puedan ejercer su derecho al voto en las casillas fijas o en aquella que corresponda por la cercanía a su domicilio.

 

Esta prueba piloto, además, permitirá obtener información relevante respecto a diversos temas, entre ellos, la logística de la operación e instalación de dichas casillas en espacios hospitalarios, equipamiento, número de votantes, entre otros. Lo anterior generará información para brindar soporte a la propuesta que se genere para el Proceso Electoral 2020-2021.

 

Se precisó que al ser el sector público del Sistema Nacional de Salud en el país el que atiende al universo más amplio de la población, de diferentes niveles socio-económicos, es idóneo efectuar la prueba piloto en algunos de los hospitales que agrupan la Secretaría de Salud federal y estatales; el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).