Toman agricultores instalaciones de la SAGARPA en Fresnillo

Fllo

  • Fuente: NTR Zacatecas .com 

Fresnillo.- Cientos de agricultores desesperados por no recibir el pago del frijol que vendieron en los centros de acopio desde diciembre, amenazaron este lunes con efectuar diversas movilizaciones, además de quemar las oficinas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) si no reciben el pago.

Los campesinos, quienes marcharon del Jardín Obelisco a las instalaciones de la Unión de Ejidos, refirieron que esperarán un pago por el frijol este miércoles; de no recibirlo, realizarán otras movilizaciones con el objetivo de hacer mayor presión.

Destacaron que enfrentan deudas y problemas económicos porque no recibieron el recurso que les prometieron dar antes de que concluyera 2013.

En estas movilizaciones participaron agricultores de Sombrerete, Fresnillo, Villa de Cos y Río Grande.

Las quejas incrementaron porque les preocupa la reforma hacendaria y las comprobaciones que tendrán que hacer del Proagro, además de los problemas que tienen con las tarjetas de diesel, ya que se las retiraron a varios agricultores.

Joel Vaquera, líder agricultor de Cañitas, detalló: “es mejor que nos paguen, porque si no hay respuestas, tomaremos las dependencias, al cabo que tenemos llantas para quemar, porque ellos nos tienen hundidos en la pobreza, porque todos los políticos quieren tenernos jodidos a los campesinos”.

Ismael Aguilar, otro campesino, comentó: “nuestro panorama es complicado, ocupamos vender 10 kilos de frijol para pagar un litro de diesel, porque no hay precio ni apoyo para nosotros y el gobierno no cumple con lo prometido”.

Saúl Esparza, originario de la comunidad Boquilla de Arriba, afirmó que es complicado para ellos enfrentar el panorama que viven, ya que tienen pagos pendientes que realizar y las familias que tienen no dejan de realizar diversas actividades y por lo tanto tienen que buscar la forma de mantenerse.

Los productores refirieron que los centros de acopio representaban una esperanza para subsistir; sin embargo, ésta se pierde, porque no reciben el pago que requieren y por el que ofertaron el producto.

Martín Reyes, otro de los afectados, afirmó que la situación que vive es raquítica, ya que no obtienen para la adquisición de combustible necesario para cultivar.

“Nadie nos capitaliza; sin recurso económico ni apoyos de los gobiernos no quedan opciones para los campesinos”, agregó.

Algunos de los productores afirmaron que lo más difícil es que invirtieron mucho dinero para las cosechas y actualmente no reciben ninguna ganancia por lo ofertado en diciembre.